Menú Francés Tradicional

La diversidad gastronómica francesa es prácticamente ilimitada, a la par que deliciosa y refinada. Descúbrela en esta clásica cena con asesinato adaptada. JUEGO: El último tren de París.

SEVILLA

ESCENA DEL CRIMEN: GASTROMENTOR

Paté de Foie:

El foie es una delicia milenaria cuyo origen se pierde en el tiempo, sin embargo, es el foie francés el más conocido a nivel mundial por su calidad y su carácter artesano.

Ensalada Nizarda:

Es un tipo de ensalada  que proviene de la región Cote D’Azur de Francia y que originariamente fue concebida en la ciudad de Niza. Las verduras, como el tomate, pimientos rojos, cebollas o la lechuga, son preparadas individualmente y luego juntadas a otros ingredientes como las papas cocidas o las judías, así como las cuñas de huevos hervidos, atún en aceite y aceitunas. La ensalada es servida con la vinagreta tradicional de Dijon.

Boeuf Bourguigon:

El ‘buey a la borgoñona’ es un plato tradicional de la cocina francesa que debe su nombre a sus dos ingredientes principales: el buey y el vino, dos productos emblemáticos de Borgoña. El plato consiste en un estofado de buey cocinado en vino tinto de Borgoña y aromatizado con ajo, cebollas, zanahorias, sal y un bouquet garni. 

Tarta Tatín:

Es una variante de la tarta de manzana en el que las manzanas han sido caramelizadas en mantequilla y azúcar antes de incorporar la masa. Su peculiaridad es que se trata de una tarta al revés, es decir, para su elaboración las manzanas se ponen debajo y la masa encima. La tradición dice que el Tarte Tatin fue creado por accidente en el ‘Hotel Tatin’ en Lamotte-Beuvron, Francia en 1889, lugar del que deriva el nombre. El hotel era regentado por dos  hermanas, Stéphanie Tatin (1838–1917) y Caroline Tatin (1847–1911). Existen múltiples versiones acerca del origen de la tarta pero la historia más aceptada menciona que un despiste de Stéphanie Tatin hizo que se cocinaran más de la cuenta las manzanas, y para no desperdiciarlas le pusieron la pasta encima y la hornearon, y después le dieron vuelta con cuidado, dando lugar a esta variante tan conocida en la cocina francesa.

ESCENA DEL CRIMEN: LA GRULLA

Paté de hígado de pollo y tostas de pan brioche:

Delicioso paté de ave casero en pan de tipo de dulce de origen francés, ligero pero sabroso, hecho a base de una pasta con huevos, levadura, leche, mantequilla y azúcar.

Vichyssoisse:

Sopa internacionalmente conocida y receta tradicional de la cocina francesa. Es una crema fría salada elaborada con puerro, cebolla, patata, leche y nata. Se sirve muy fría en un plato hondo, cuenco o tazón. El descubrimiento del plato se atribuye a Louis Diat, un cocinero francés del  Ritz-Carlton  de Nueva York durante la Primera Guerra Mundial.

Vol au vent de Marisco y Setas:

El volován (del francés vol-au-vent) es un pequeño molde o cesto cilíndrico hecho de masa de hoja u hojaldre que se rellena tradicionalmente con preparados salados. La historia del volován está ligada a la de Marie-Antoine Carême, un pastelero y cocinero francés (1783-1833) que tuvo la idea de rellenar esta masa de hoja. Cuando estaba en el horno, ésta creció hasta formar una pequeña torre ahuecada. Uno de sus cocineros ayudantes al verla le gritó a su jefe: «Antoine, elle vole au vent!», que significa ‘sale volando’. Al chef le causó tal gracia que decidió ponerle este nombre a su nueva creación.

Coulant de Chocolate:

Pequeño bizcocho de chocolate con el interior fundido. El nombre proviene del participio presente del verbo couler, que quiere decir fluido, corredizo, derretido.

ESCENA DEL CRIMEN: FERNANDA

Patê:

Esta pasta que hoy se prepara en todo el mundo, tiene su origen en la Edad Media francesa, cuando los oficiales encargados de prepararla eran los pasteleros. Su nombre deriva de los mencionados “patissier”, quienes encontraron en ésta fórmula una manera inteligente de conservar carnes e hígados  envolviéndolos en masa. Una delicia que rescata una tradición centenaria siempre vigente.

Quichê:

Una tarta salada que une los sabores untuosos de la nata y el huevo, con los delicados sabores de las verduras pochadas y la rusticidad del bacon. Cada crujiente bocado te transportará al noroeste de Francia.

 Crêpes:

En la Francia del medievo, en la zona de Bretaña, los agricultores fabricaban una especie de torta de consistencia crepitante. El proceso para preparar las crêpes se realizaba esparciendo esta masa sobre piedras que se habían calentado a fuego vivo con antelación. Nuestra receta rellena con pollo, setas y bechamel de trufa te cautivará. 

Tarte bourdaloue:

Esta deliciosa tarta de peras y crema de almendras  surgió en plena Belle Époque, en una pastelería de la calle Bourdaloue en el 9º distrito de Paris. No, su inventor no se llamaba Bourdaloue  si no, el pastelero Lesserteur. Pero era común que los clientes ignoraran el nombre del artesano pero no, la calle donde se ubicaba el dulce de moda. ¿Quieres probar esta exquisitez de la repostería francesa?

MÁLAGA

ESCENA DEL CRIMEN: LA COCINA TALLER

Vol au vent de Champiñones:

Pequeño molde o cesto cilíndrico hecho de masa de hoja u hojaldre que se rellena tradicionalmente con preparados salados.

Ensalada Niçoise: 

Ensalada famosa en todo el mundo que proviene de la región Cote D’Azur de Francia, y fue originariamente concebida en la ciudad de Niza. Las verduras, como el tomate, pimientos rojos, cebollas o la lechuga, son preparadas invidualmente y luego juntadas a otros ingredientes como las papas cocidas o las judías, así como las cuñas de huevos hervidos, atún en aceite y aceitunas.

Fricandó de Ternera: 

Guiso de carne vacuno que se elabora sofriendo cebolla, tomate y otras verduras que se trituran y se cuecen con la carne y generalmente con setas. El fricandó es típico de Francia y también se ha extendido por Cataluña.

Mousse de Chocolate: 

Una mousse o espuma es un preparado culinario de origen francés, cuya base es la clara de huevo montada a punto de nieve, o la crema de leche batida, los cuales le dan consistencia esponjosa. Las más conocidas son la mousse de chocolate y la mousse de frutas.