En la época victoriana las cenas eran un indicativo de la posición social de los anfitriones. En esta cena con asesinato recuperamos para ti los sabores de la mayor época de esplendor británica. JUEGO: El Secreto de los Fallen.

 

LA MESA MÁLAGA

Menú victoriano para cena con asesinato El Secreto de los Fallen

Crema de calabaza, bonitos y cítricos: El primer plato de un banquete victoriano era casi siempre una sopa o crema sabrosa con la que entrar en calor. La calabaza y los tubérculos, como la patata y los boniatos, eran verdaderos clásicos.

Ensalada victoriana: La ensalada victoriana contenía vegetales y patata, un ingrediente muy popular importado de Irlanda. El aderezo se preparaba con yema de huevo, mostaza, sal, aceite de oliva, crema agria y vinagre. Se le añadía azúcar al final para agregar un toque dulce. El aderezo se colocaba sobre la mezcla de vegetales y la ensalada se adornaba con aros de clara de huevo cocido y de remolacha.

Pollo al curry de manzana con arroz: Dado que mucho del banquete consistía en demostrar clase y estatus, la carne (muy cara) era la parte más importante de la comida. La carne y las especias, que empezaban a llegar de la India para sorprender a los tradicionales paladares británicos.

Bizcocho Victoria con fresas: esta tradicional receta británica le debe su nombre a la Reina Victoria. Se trata de una sabrosa y esponjosa tarta con deliciosa mermelada de fresas.

 

LA COCINA TALLER (Málaga)

Crema de calabaza con gengibre: El primer plato de un banquete victoriano era casi siempre una sopa o crema sabrosa con la que entrar en calor. La calabaza era un verdadero clásico, sobre todo especiada, ya que las especias exóticas se empezaban a importar desde países extranjeros.
Ensalada con Vinagreta de Mostaza: El ingrediente principal era la lechuga, el aderezo se preparaba con yema de huevo, mostaza, sal, aceite de oliva, crema agria y vinagre. Se le añadía azúcar al final para agregar un toque dulce. El aderezo se colocaba sobre la mezcla de vegetales y la ensalada se adornaba con aros de clara de huevo cocido y de remolacha.
Pastel de Carne a la Cerveza Negra con Guarnición de Guisantes: Dado que mucho del banquete consistía en demostrar clase y estatus, la carne (muy cara en la época) era el plato más importante de la comida. La cerveza negra y la guarnición de guisantes convierten a este pastel de carne en un claro exponente de la cocina tradicional británica.​
Pastel de Limón: era usualmente servido como postre en banquetes ofrecidos por la reina Isabel de Inglaterra. Posteriormente se inventaría el merengue, por lo que el denominado “Lemon pie” es un producto del siglo XIX.

 

ESPACIO DÉCIMO ARTE

(CÁDIZ. Sanlúcar de Barrameda)

Ploughman’s Lunch: El ‘almuerzo del labrador’ es una comida o aperitivo consistente en una selección de quesos y otros entremeses fríos. Es un plato habitual en los menús de los pubs de las Islas Británicas, y nos parece una excelente manera de comenzar la cena.
Fish and Chips: Probablemente el plato más conocido de la cocina inglesa (y escocesa) esta tempura de pescado acompañada por patatas fritas sorprenderá por su sencillez y su sabor. Un plato inventado originalmente a mediados del siglo XIX pero que se extendió rápidamente y hoy es uno de los platos más consumidos en toda la Commonwealth, incluyendo Australia y Nueva Zelanda.
Roast-beef With Chutney Sauce: Ternera asada lentamente, en nuestro caso acompañada de un puré de guarnición. Otro de lo más platos más emblemáticos de Reino Unido, tanto que los franceses del siglo XVIII usaban ‘les Rosbifs’ para referirse a sus enemigos isleños.
Pudding Nuts: Delicioso bizcocho de frutos secos para rematar la velada, delicia local del viejo Edimburgo.

 

 

Comments are closed.